Ushuaia.- La Presidente del Superior Tribunal de Justicia, Doctora María del Carmen Battaini, en su calidad de integrante de la Junta Electoral Federal Distrito Tierra del Fuego, participó este lunes de la entrega de diplomas a tres diputados y tres senadores electos que se impusieron en las elecciones del pasado 27 de octubre.

En la ceremonia que tuvo lugar en el Salón Conrado Wittahus del edificio de tribunales, recibieron sus diplomas María Eugenia Dure y Pablo Blanco, quienes ocuparán bancas en el Senado de la Nación, y Federico Frigerio que lo hará en la Cámara de Diputados.

Por otra parte, referentes de partidos políticos recibieron el diploma en nombre de Matías Rodríguez, Rosana Bertone y Mabel Caparros. Cabe mencionar que la Junta Electoral Federal la integraron el juez Federal Federico Calvete, el fiscal Federal Juan Soria y la Presidente del Superior Tribunal de Justicia, María del Carmen Battaini, y la Secretaria Paula Bassanetti.

 

Durante la Expo Mujer 2019 se llevó a cabo una mesa de trabajo conformada por mujeres referentes de diferentes ámbitos. “Con el objetivo de elaborar estrategias para superar las desigualdades y dificultades que nos encontramos las mujeres a lo largo de nuestras vidas realizamos este encuentro” explicó la Secretaria de la Mujer y Concejala electa, Laura Avila.

Y agregó “la idea es conformar un plan estratégico que nos permita resolver las problemáticas con perspectiva de género”. “Por eso, convocamos a diferentes mujeres como la vicerrectora de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, Adriana Urciuolo, la Vicepresidenta de la Cámara de Comercio, Industria y Producción de la ciudad de Río Grande, Marilina Henninger; la infectóloga Adriana Basombrío, la docente Verónica Barón, y las periodistas Carla Fulgenzi y Luz Scarpati” precisó Avila.

Durante esta mesa de trabajo se abordaron temáticas como crianza igualitaria y el rol del estado, acceso a la salud, a la economía formal, techo de cristal, acoso laboral, violencia de género y protocolos de acción, la relación de la mujer con el espacio público y la transversalidad de las cuestiones de género en los distintos ámbitos.

“Las ideas que surgieron de esta mesa de trabajo vamos a utilizarlas como insumos a la idea de diseñar políticas públicas y seguir trabajando para tener una sociedad más justa y equitativa” finalizó Laura Avila.

 

Organizado por el gobierno provincial, la Fundación Embajada Abierta, Fundación UADE y Fundación Konrad Adenauer (KAS) se llevó a cabo en una de las sedes de la UADE de la Ciudad de Buenos Aires la apertura del workshop denominado “A 60 años del Tratado de Washington: el futuro de la Antártida”, evento que cuenta con la disertación de expertos internacionales y que tiene como objetivo propiciar la discusión y el debate necesarios sobre el futuro de la Antártida en el marco del Tratado.

Estuvieron presentes la gobernadora Rosana Bertone, la secretaria de Relaciones Internacionales Cecilia Fiocchi, el secretario Cuestión Malvinas y presidente de Fundación Embajada Abierta, Jorge Argüello, el Delegado KAS Argentina, Olaf Jacob, el ex titular de la Dirección Nacional del Antártico (DNA).Mariano Memolli, el consejero de la cancillería de China Gou Haibo, la soctora Monique Souchaczewski Goldfeld del Centro Brasileño para las Relaciones Internacionales, el doctor Mathias Albert de la Universidad Bielefeld de Alemania y Hannes Hansen-Magnusson de la Universidad de Cardiff.

En esta primera jornada, se expuso y debatió sobre "El futuro de la Antártida desde una perspectiva global" y sobre "El futuro de la Antártida desde una perspectiva latinoamericana".

El Tratado Antártico se firmó en 1959 en la ciudad de Washington y se ratificó en 1961 por los 12 países intervinientes de las misiones del Año Geofísico. Argentina había determinado su soberanía sobre un sector de la Antártida, status que hizo conocer internacionalmente antes de la firma del Tratado, al igual que otros 6 países (Australia, Francia, Chile, UK, Noruega y Nueva Zelanda). Hoy tiene 54 Estados miembros.

El Tratado comprende un conjunto de principios y objetivos, a partir de los cuales comenzó a edificarse un sistema jurídico y político para administrar la cooperación internacional y la investigación científica en la región. Se basa en la práctica del consenso para la adopción de decisiones.

En la apertura del workshop, la gobernadora Bertone destacó la presencia ininterrumpida de nuestro país en la Antártida desde 1904 y el valor de los pioneros argentinos "invisibilizados frente a epopeyas de marinos de otras naciones".

"El Tratado de Washington fue una bisagra para la paz y la estabilidad internacional" recordó Bertone, y elogió a los diplomáticos argentinos que "estuvieron allí a la altura, para conseguir un marco jurídico internacional que preserva nuestros derechos pero a la vez al continente para los fines de la ciencia, la investigación y la paz".

La gobernadora resaltó también el incremento de investigaciones sobre la Antártida en el ámbito de la Universidad de Tierra del Fuego, con científicos de otros países, y describió a la provincia "no como una isla, sino integrada y unida al país, en un mundo con tensiones por el agua y los alimentos, y consciente de la importancia de la Antártida para el resto del mundo".

Luego valoró el creciente turismo nacional e internacional a la Antártida desde Tierra del Fuego, pero en un marco de sustentabilidad de la experiencia antártica que incluye la instrucción previa a los turistas sobre cómo cuidar y preservar el Continente Blanco que "cada argentino anhela visitar algún día" aseguró.

Por su parte, Argüello explicó que el objetivo del workshop es "dar un primer paso, el primero de una serie orientada a la discusión sobre el futuro del Tratado Antártico". "Es mucha la discusión que vendrá en los próximos años sobre la Antártida, así que elegimos el camino del diálogo, para nutrir la masa crítica que necesitará esa discusión", dijo el funcionario.

Enseguida, Jacob (KAS) explicó que debatir sobre el Tratado Antártico "no implica cambiarlo, sino proyectar hacia el futuro qué podría pasar considerado que nos encontramos ante un continente con grandes recursos naturales, con el 70 por ciento del agua dulce" del planeta. Jacob sugirió que de prosperar estos debates, idealmente Ushuaia podría convertirse en sede permanente de los futuros encuentros, al menos cada dos años de aquí en adelante.

En su intervención, el profesor Mathias Albert, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Bielefeld, expuso que si bien hoy en día "nadie seriamente intenta alterar el Tratado, ni envía a la Antártida tropas o población, y ni siquiera lo contempla, no quiere decir que esté todo bien: hay que pensar en el sistema del tratado antártico como un sistema más amplio de la política mundial".

Albert propuso considerar, como ejercicio académico, la posibilidad de que la Antártida sea un día parte de territorios de distintos estados soberanos, pero con los derechos de uso común bajo determinadas restricciones para el resto. A su turno, el profesor de Relaciones Internacionales Magnusson, de la Universidad de Cardiff (Escocia, Reino Unido) destacó que el Tratado Antártico "fue un gran éxito" y "puso a la Antártida fuera del alcance de los juegos de soberanía, una perspectiva sigue siendo relevante en el discurso de la actualidad y da forma a las políticas" para el continente blanco.

Por su parte, el funcionario de la cancillería china Haibo Gou, subrayó enfáticamente el compromiso del gobierno de Beijing con la vigencia del Tratado y destacó que gracias a él y a su espíritu pacífico "la Antártida es de las pocas áreas en el mundo que nunca sufrió un conflicto militar" y necesita hoy la máxima atención por su relación con los impactos del cambio climático. "Es de sumo interés ampliar el debate sobre lo que va a ocurrir en los próximos 60 años, y enfrentarlo de manera inclusiva. El gobierno chino está abierto a estudiar distintas propuestas para poder diseñar una hoja de ruta para el futuro", enfatizó Gou.

Respecto de la cooperación en la Antártida, Gou opinó que América Latina "será crucial: Argentina tiene una historia más antigua y nosotros empezamos recién en los 80. Hay mucho para aprender y hacer acuerdos logísticos y unirnos a programas científicos", sostuvo. Por la tarde, la experta Monique Souchaczewski Goldfeld (Centro Brasileño para las Relaciones Internacionales) recordó la evolución del interés de Brasil por la Antártida, hasta llegar a los 2000, cuando se abrió un debate sobre la estrategia de defensa que culminó en una política nacional que por primera vez incluyó al Continente Blanco en sus prioridades.

En 2012 un incendio destruyó el 70 por ciento de la única base brasileña, pero se construye una nueva desde 2016, por empresas chinas, y se abrirá en febrero de 2020 con 17 laboratorios y alojamiento para 64 personas. "Las elites brasileñas están interesadas en la Antártida, que ya se asume como de interés geopolítico para Brasil y de valor para su seguridad nacional, pero falta todavía un debate público sobre el futuro del Tratado entre nosotros, también por una falta de mayor interés sobre cuestiones internacionales", resumió la experta.

Esta primera jornada o fue cerrada por el ex director del Antártico Argentino Mariano Memolli, quien hizo una breve y didáctica historia científica y política de la Antártida, y resumió los planteos principales para el futuro que hizo el Comité Científico para la Investigación Antártica (SCAR), que reúne a científicos de todo el mundo, a los Estados involucrados.

En ese sentido, enumeró más tecnología, más logística para trabajar allí todo el año, más infraestructura para más gente, más cooperación internacional y recursos humanos, en especial falta de científicos e ingenieros para demandas futuras, además de energía para sensores remotos y financiamiento.

Los propios científicos, explicó Memolli, han planteado a sus países cómo afectarán las presiones externas y los cambios de configuraciones geopolíticas del poder al manejo político y a las ciencias antárticas, y cómo se mantendrá el uso de la Antártida con fines pacíficos y científicos, como eventuales obstáculos para acceder a un cambio.

 

El Instituto Fueguino de Turismo realizó este martes la apertura de sobres de ofertas correspondientes a la Licitación Pública para la puesta en valor de la Hostería Petrel y su posterior explotación por el mecanismo de iniciativa privada, en el marco de la concesión de la obra pública.

De esta manera, la comisión integrada por personal del Instituto dejó constancia del cumplimiento de la documentación presentada por el único oferente, la firma Albatros S.A, cumpliendo con los requisitos expuestos en esta parte del proceso, conforme a lo establecido en el llamado a Licitación Pública Nº 6/2019.

Al respecto, el presidente del INFUETUR, Luis Castelli expresó su satisfacción ya que “este es uno de los objetivos planteados para la gestión: poner en valor este atractivo turístico tan importante para el residente local y el turista.

Desde el Instituto se trabajó en una iniciativa innovadora y hoy estamos avanzando hacia la recuperación de Petrel”. Cabe destacar que en el plazo de 48 horas se reunirá la comisión de preajudicación para evaluar lo presentado en dicho sobre.

Mientras que la apertura del segundo sobre, donde se encuentra el proyecto y propuesta económica, se efectuará el próximo 28 de noviembre en la sede del INFUETUR.

 

El ex ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, fue el encargado de cerrar el 2° Congreso Internacional de Educación e Inclusión desde el Sur, con una exposición cargada de un contenido crítico, repensando cuáles son las obligaciones del Estado para recomponer la situación del sistema educativo que, durante estos últimos años, fue vapuleada por el neoliberalismo en el país.

“Quiero felicitar, en primer lugar, al Intendente, actual Gobernador Electo, que ha tomado esa decisión desde el año pasado, una decisión de gran envergadura, una decisión que va en el sentido de los derechos de los educadores y, por supuesto, también de los estudiantes, a Analía y a todo el equipo”, remarcó el ex funcionario de Nación al hacer un balance de lo vivido en el evento.

En este sentido, consideró que “son momentos de pensar juntos con los docentes”, al tiempo que afirmó: “los docentes son profesionales muy comprometidos y muy informados, hay un gran valor en los encuentros más horizontales que ocurrieron en este Congreso, donde los docentes exponen sus prácticas, realmente es una época de polifonía, de escuchar muchas voces y de que circule, porque tenemos por delante un problema importante, la Argentina está devastada, pero también tenemos capacidad para volver a ser lo que hicimos”.

Además, al ser consultado por la situación actual que vive el sistema educativo argentino, Sileoni sostuvo que “el Estado es el primer responsable, y esto debe ser claro, y el Estado debe reponer los derechos que se perdieron y estoy pensando en la inversión, en la construcción, en la formación docente, en la distribución de libros, en la distribución de netbooks, en los canales educativos, una gran cantidad de cosas que estaban y no están más”.

“Y después –añadió-, en cada escuela, trabajar, discutir, pensar, llegar a consensos, qué escuela queremos, cómo la podemos lograr, que sean consensos que podamos sacar de la discusión específica electoral o política de la Argentina, que es una discusión que a veces tiene un alto voltaje, a ver si nosotros, como educadores podemos lograr algunos irrenunciables, una base de un consenso que esté más allá de la opinión política y esa base se construye con las leyes, se construye con los derechos de los estudiantes, con los derechos de los educadores, de la familia, yo creo que es un momento muy interesante, porque es un momento de síntesis”.

Finalmente, concluyó diciendo que: “el Estado tiene que recomponer salarios, infraestructura, tiene que hacer que los niños y jóvenes lleguen de la mejor manera a la escuela. El educador tiene que poner su parte, mejorar su práctica, estudiar, yo creo que estamos en condiciones para que eso se cumpla”.

 

USHUAIA: Las legisladoras electas por el Partido Verde, Laura Colazo y Victoria Vuoto, se reunieron para comenzar a diagramar la agenda de trabajo que tendrán en la Legislatura a partir de diciembre.
Colazo puntualizó en la importancia de abordar la agenda de ambiente vinculada con el tema central a trabajar que es insistir en la protección de Península Mitre. “Estuvimos muy cerca de lograr la aprobación de este proyecto que es muy importante para la provincia”, remarcó.
En tanto Vuoto aseguró que las políticas de género serán una prioridad en la agenda parlamentaria entendiendo que “si bien hemos conquistado muchos derechos, aun quedan muchas deudas pendientes y falta mucho por hacer desde el aspecto normativo”.
En el encuentro, además, ambas analizaron la situación nacional y provincial, y coincidieron en la necesidad de la unidad para entre todos generar soluciones a los problemas de los vecinos de la provincia.