El Secretario de Representación Política de Gobierno de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Federico Runín, se refirió a la decisión de revocar el convenio colectivo de trabajo establecido en los últimos días del gobierno anterior y sostuvo que “el objetivo de esta revocatoria del decreto provincial 4115 que homologó el convenio colectivo de trabajo implica que se genere una audiencia en 48 horas con las partes intervinientes para que se revise lo actuado”.

“Hay un dictamen de la Fiscalía de Estado en el que se evidencian todos los vicios y defectos que se dieron en el procedimiento de conformación de la voluntad colectiva”, afirmó. Runín detalló además que “en el año 2009 se fijó un reglamento interno y ese reglamento interno no fue tenido en cuenta.

Eso deja al convenio colectivo en un marco de ilegitimidad e ilegalidad. Al informe de la Fiscalía de Estado se suman uno del propio Ministerio de Trabajo y otro del Ministerio de Economía, porque el convenio colectivo estableció normas presupuestarias sin previsión.

Esto hace que desde el Ejecutivo Provincial se avance en la revocatoria y se convoque a los gremios para trabajar en un nuevo convenio colectivo que realmente mejore las condiciones de trabajo y que establezca la carrera administrativa”.

“Llama poderosamente la atención que durante años no hubo convocatoria a paritarias para esto y en tan solo un mes se procede a definir un nuevo temario y una nueva convención sin atenerse a ninguno de los reglamentos internos.

Esto no lo podemos consentir. Lo que sí queremos es avanzar en una nueva herramienta que realmente mejore la calidad de vida de los trabajadores, que se subsanen los errores y que se recuperen los derechos de los trabajadores estatales”, finalizó.