La posibilidad de generar energía en sus propias viviendas y comercios es una tendencia cuyo crecimiento se ha acelerado en los últimos dos años. En diciembre pasado, se conectó en la Provincia el Usuario Generador Nº 59.El año se había iniciado con 38 conexiones.

Primer Usuario Generador en Media Tensión La novedad del 2021 ocurrió durante el primer trimestre, cuando se conectó el primer usuario que genera su propia energía e inyecta los excedentes a la red en media tensión. 

Se trata de un establecimiento agropecuario de Valle Azul, donde se montaron 200 paneles solares para cubrir parte de sus requerimientos energéticos con autogeneración. Hasta el momento, todas las conexiones instaladas estaban en techos de casas o comercios, siempre en baja tensión.

De hecho, el 70 por ciento de las instalaciones actualmente está en el techo de las viviendas. Agropecuaria Don Manuel, un complejo de 20.000 hectáreas con más de 8.000 cabezas de ganado, ubicado en el límite entre el Alto Valle y el Valle Medio rionegrino, que con el parque generador instalado logró cubrir el 20% de su consumo energético con módulos solares.

“Esta es una primera etapa de varias y la energía se usa tanto para alimentar los tanques australianos que dan agua a los animales, como para el consumo de riego de todos los granos que producen ellos mismos en los forrajes”, explicó Fernando La Mattina, quien junto a Néstor Suárez, integra la consultora regional PURA ENERGIA SAS, responsable del diseño y montaje del parque generador.

La Mattina mencionó que en base a las características de la producción y del lugar, con una superficie muy extensa, es necesario un bombeo continuo a través de acequias.

“Para este bombeo es prudencial tener equipos que no sean a gasoil, para no seguir generando con combustibles fósiles”, destacó e hizo saber que la configuración actual del complejo permite reducir 3.125 toneladas de carbono en sus 25 años de utilidad, que es el equivalente a plantar 172.000 árboles.

La Generación Distribuida

El sistema se inscribe dentro de los términos regulatorios de lo que se conoce como Generación Distribuida.

Una normativa creada hace casi cuatro años, que tuvo a Río Negro como pionera a nivel nacional, y que habilita a aquellos usuarios que cuenten con sistemas de generación con fuentes renovables a inyectar los excedentes a la red de distribución y cobrar por los mismos.

“Se instalan medidores bidireccionales, que miden tanto la energía que se consume como la que puede inyectarse a la red eléctrica que administran las distribuidoras rionegrinas”, resumió el responsable del área Técnica del Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE), Ing. Agustín Vidal.

Añadió que “se puede identificar en la facturación mensual un descuento por la energía, que es la energía que se inyectó a la red en los momentos en los que la demanda de los artefactos eléctricos es menor a la que genera con sus paneles solares”.

“La distribuidora la valoriza al mismo precio que vende la energía, es decir, compra la energía; y es ese el precio que aparece diferenciado en la factura. El otro beneficio, que es el de autoconsumo, obviamente se ve reflejado en una disminución en lo demandado a la distribuidora”, añadió.

Cipolletti posee la mayor cantidad de generadores

“Cipolletti sigue siendo la ciudad donde más instalaciones existen con 16 viviendas y cuatro comercios. Pero también hay una gran cantidad de módulos montados en Bariloche y General Roca. Técnicamente, los denominamos Usuarios Generadores (UGER). Hay 14 casas en la cordillera y dos comercios; y en Roca hay 10 viviendas que adhirieron a este régimen especial y otros dos comercios. El resto está distribuido entre Cinco Saltos, Fernández Oro, Allen, Catriel, Barda del Medio, Río Colorado, San Antonio Oeste y Valle Azul”, enumeró Vidal.

Existen en proceso de habilitación 11 proyectos que cuentan con módulos de generación propia y sus titulares ya han iniciado el procedimiento ante las distribuidoras para ser dados de alta.

Que exista una mayoría de usuarios de tipo residencial se explica en que lo que motiva principalmente la adopción de este sistema es el hecho de conseguir ahorros en la factura final y por una mayor conciencia ecológica.

En los últimos casos que se han sumado, un análisis de sus consumos eléctricos permitió determinar que pudieron afrontar el 65% de sus requerimientos energéticos con autogeneración. Además de los aspectos ambientales, debe considerarse la contribución de la Generación Distribuida a la sustentabilidad del sistema eléctrico.

Ello ocurre a partir de la incorporación de múltiples fuentes, lo cual no solo añade fiabilidad sino que la cercanía ayuda a reducir las pérdidas propias de la distribución tradicional de electricidad. Un usuario que administra la energía que consume, genera y comparte en la red pública sus excedentes.Lo que hace la reglamentación es facilitar ese aspecto como un derecho.

Cómo se realiza el trámite

El trámite al cual un usuario con esta capacidad debe seguir está detallado en el sitio web del EPRE www.eprern.gov.ar y se inicia ante las distribuidoras que prestan el servicio eléctrico en la provincia.

Es de destacar que en este procedimiento el equipo inversor debe estar empadronado en el EPRE y la solicitud debe estar firmada por un profesional matriculado en Río Negro. Luego de analizar la distribuidora la solicitud y enviarla para su aprobación al EPRE, se procede a la instalación del medidor bidireccional para conectarlo la red de distribución.